La evolución de la Sociedad de la Información a la Sociedad de la Conversación (Jose Luis Orihuela) ha multiplicado de forma exponencial el número de usuarios con capacidad para publicar sus opiniones.

Hemos pasado de vivir en la Era de la Información a la Era de la Hiperinformación, como decía antes, cada minuto en Youtube se suben 48 horas de video, en Twitter se crean unos 100.000 tweets o se escriben 347 post en WordPress. ¿Es toda la información de utilidad?¿nos cuenta algo distinto? En muchos casos no, nos encontramos con la misma información contada de forma distinta, con post copiados, o el mismo post compartido por distintos usuarios de twitter, haciendo la información cíclica y repetitiva, no aportando originalidad.

El rápido acceso a la información ha cambiado la forma de educar, si antes nos basábamos en la memorización, hoy en día, “tenemos acceso en la red a la totalidad de la información de la historia del hombre y sus descubrimientos. Deberíamos hacer más contrastación en vez de pedir que memoricen fechas importantes, quizás sea mejor pedir que comparen procesos o eventos, y analicen consecuencias” (Nick Perkins, especialista en educación, en entrevista para el diario chileno El Mercurio).

Es imposible asimilar tanta información, cada día se hace más difícil “separar el oro de la paja”, ¿cómo se pueden manejar cuentas de Twitter en las que sigues a más de 300 personas?, ¿y si son miles? Creo que al final, el usuario crea sus propias listas e interesándole solo la información que publican sus “gurus” o amigos, sea del tema que sea, obviando la de los otros 300, 3.000 o 30.000 “seguidos”. Además, por medio del el uso de herramientas de monitorización y de gestión de perfiles sociales se consigue conocer lo realmente importante y lo que nos afecta de forma directa.

La evolución social nos está llevando por el camino de la creación o potenciación de las Redes Sociales verticales, en las que las personas comparten lo que realmente les interesa, dejando de lado las miles y miles de actualizaciones de estado “absurdas” de Facebook (actualizaciones del estilo “me acabo de levantar”, “cuanto quiero a mi perro”…) de las que todos confesamos estar cansados, que no nos aportan nada y que están haciendo que las personas se cansen de las Redes Sociales Horizontales (Facebook, Twitter) y prestar atención a las Redes Sociales Verticales (con usuarios más maduros y que saben lo que buscan y lo que quieren de esas redes sociales). Podemos dividir las Redes Sociales verticales en:

1.Redes sociales verticales Profesionales: Están dirigidas a generar relaciones profesionales entre los usuarios. Los ejemplos más representativos son Viadeo, Xing y Linkedin.

2.Redes sociales verticales De Ocio: Su objetivo es congregar a colectivos que desarrollan actividades de ocio, deporte, usuarios de videojuegos, fans, etc. Los ejemplos más representativos son Wipley, Minube Dogster, Last.FM y Moterus.

3.Redes sociales verticales Mixtas: Ofrecen a usuarios y empresas un entorno específico para desarrollar actividades tanto profesionales como personales en torno a sus perfiles: Yuglo, Unience, PideCita.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2014 Alberto Botella