He estado leyendo que la serie de televisión Veronica Mars, cancelada en 2.007, ha recaudado casi 4 millones de dólares en una semana gracias al crowfounding para hacer una película sobre la serie.

Veronica mars portada

Las Redes Sociales y el fenómeno Megaupload ayudaron a la difusión de multitud de series de televisión, que pasaron de ser un producto minoritario a fenómenos de masas. La primera serie que fue capaz de aprovechar esto fue Perdidos, o Lost como nos gusta llamarla a los más puristas, llegando a ser la primera en emitir su capítulo final a la misma hora en todo el mundo.

A partir de ese momento, mucha series comenzaron a usar “la mosca” con el nombre de la serie y la almohadilla (#) mientras emitían el episodio en televisión: #Fringe, #Dexter, #Homeland…

#humankind

Desde que se normalizó el uso de las redes sociales como un instrumento de comunicación de masas, es rara la serie que no tiene página de Facebook o perfil en Twitter, donde plantean concursos, suben entrevistas con los protagonistas e incluso, como va a hacer Hawai 5.0 con sus seguidores de twitter, preguntarles como quieren que termine la temporada.

La cantidad de comentarios que generan las series de televisión en las redes sociales las noches de emisión son siempre “tendencia” en Twitter e incluso hay series que sufrieron rumores de cancelación, como Fringe o Breaking Bad, pero la movilización de sus fans por internet lo evitaron.

Breaking bad