Como su propio nombre indica, las Landing Pages o páginas de aterrizaje son las páginas en las que “aterrizará” el cliente cuando decida hacer click en alguno de los “call to action” incluidos en nuestras acciones de marketing. Si ofrecemos contenidos de interés, los usuarios estarán dispuestos a rellenar un formulario de contacto si con ello va a obtener alguna ventaja.

Es la primera imagen de la empresa que ven los usuarios  y su objetivo es el conseguir leads y aumentar el tráfico hacia la web corporativa con lo que debemos cuidar al máximo tanto si diseño como lo que decimos, ya que hay que convencer al cliente de que nos deje sus datos. Los elementos que debe contener una landing page son:

  1. Titular atractivo que resulte llamativo, claro, sencillo y que sintetice en pocas palabras la el beneficio que va a obtener el usuario
  2. Un subtítulo que refuerce al titular, en el podemos hablar de precios, los beneficios o las razones para adquirir nuestro producto.
  3. Descripción del producto directa y al grano.
  4. Siempre es aconsejable incluir imágenes o vídeo que aporten valor al mensaje.
  5. El “Call to Action” o la llamada a la acción se tiene que ver a primera vista
  6. Siempre es bueno dar al usuario la posibilidad de acceder a más información
  7. Los testimonios, casos de éxito o el uso de un influencer refuerzan la buena imagen de la empresa.
  8. El Formulario de contacto es uno de los elementos críticos en las landing lages. Conseguir que sea rellenado por parte de los usuarios que llegan a la landing es el principal objetivo de la misma. Aunque no existe una receta mágica que diga el mejor número de campos que tiene que tener, es recomendable que sea lo más corto posible.
Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016 Alberto Botella