Conocer el origen de las visitas es uno de los puntos fundamentales de todo análisis web. Gracias a ello podemos conocer si los esfuerzos que estamos realizando en nuestras estrategias de fidelización y captación están funcionando. Además, según la fuente por la que llegan nuestros visitantes va a determinar su comportamiento. No tendrá las mismas intenciones un usuario que venga desde un anuncio en Google Adwords (interesado en nuestro producto) que alguien que nos tiene guardado en favoritos (que es un visitante recurrente).

Las fuentes de tráfico web son 4 según su procedencia, pero para mí, esa división se queda algo corta. Me gusta más dividir el tráfico según sea pagado o no.

Tráfico “Free”

Es el tráfico que llega a nuestra web de forma gratuita y puede llegar por diferentes fuentes:

-Tráfico directo: visitantes que llegan a nuestra web porque han escrito nuestra URL directamente en el navegador o nos tienen en favoritos.

-Tráfico de Buscadores: han puesto nuestro nombre en el buscador y no han clickado ninguno de los enlaces patrocinados

-Tráfico de Social Media: tráfico que llega gracias a las redes sociales y que no es gracias a los anuncios patrocinados, sino que proviene por que han visto nuestra página en redes sociales o un enlace ha nuestra web.

-Referrals: son los visitantes que llegan gracias a enlaces no pagados hacia nuestra web en otras páginas web.

Tráfico pagado

La importancia que han cobrado los resultados de búsqueda patrocinados en el principal motor de búsqueda, Google y la saturación de mensajes en las redes sociales han llevado a las empresas a tener que invertir dinero en sus estrategias de publicidad digital.

-Publicidad en buscadores: La publicidad en buscadores es una de las formas de llegar al usuario en el momento que tiene una necesidad de compra. Realizar campañas con Google Adwords no es una tarea sencilla si eres principiante y, dependiendo del nicho, puede haber mucha competencia, lo que dificulta sacarle rendimiento a corto plazo a este canal.

  • Anuncios en la red de búsqueda: son los anuncios que aparecen en los primeros resultados cuando realizamos una búsqueda en Google.
  • Display con retargeting: el retargeting se centra en aquellos usuarios que ya han mostrado un interés inicial en tus productos y servicios y que siguen navegando por internet. Google, gracias a las cookies, realiza un seguimiento virtual de todas aquellas personas que pasan por nuestra web y les muestra nuestros anuncios, tratando de influir en su decisión de compra.
  • Publicidad con banners: en Internet existen plataformas de anunciantes que poseen espacios publicitarios en las diferentes webs que existen y que los ponen al servicio de los anunciantes.

– Publicidad en redes sociales: Al igual que Google, las principales redes sociales, Facebook y Twitter, viven de la publicidad.

-Marketing de afiliación: El marketing de afiliación es un buen modelo de venta por el que pagas una comisión a personas que promocionan tus productos.

-Campañas en blogs: Otra de las formas de llegar a nuestro cliente es por medio de la compra de espacios publicitarios es blogs específicos o pagando por artículos patrocinados en estas plataformas. Tiene que haber afinidad del blog con lo que ofrece el anunciante.  Este tipo de campañas son efectivas para mejorar el branding de la marca, ya que el blogger tiene una comunidad que confía en él.

-E-mail marketing: a pesar de su  mala imagen, el correo electrónico sigue siendo el rey entre los canales de publicidad online. Debemos tener una base de datos bien segmentada y ofrecer a cada contacto la información que más le pueda interesar.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2014 Alberto Botella