Alberbot.com

"La pizarra donde exponer mis ideas"

Autor: Alberto Botella (página 2 de 16)

Los distintos tipos de embudos de conversión

Existen distintos tipos de embudos de conversión dependiendo de la forma que adoptan según se van cumpliendo objetivos, o no, en cada uno de las fases. Según la fase en la que se encuentren las personas dentro del túnel, las acciones a llevar cabo tendrán una finalidad. Al principio del embudo, lo que hay que conseguir es atraer al público, con lo que las acciones irán encaminadas a la adquisición de tráfico web. Una vez que la persona ha entrado en el túnel, lo que hay que hacer es convencerla, por ello, las acciones tienen que tener un carácter persuasivo que consiga la conversión. Según sea la forma final que adquiere el embudo, nos podemos encontrar con 4 distintas posibilidades.

Los Funnels de conversión

Promociones mal enfocadas atraen a las personas equivocadas.  El primer modelo de embudo es muy ancho en la parte de arriba, centrada en la adquisición pero muy estrecho en las siguientes fases. En este caso lo que ocurre es que las personas que comienzan el proceso salen del mismo al no encontrar lo que buscaban, o porque en la página existe algún problema que les impide continuar. En este caso, la tasa de rebote será muy elevada. Seguramente, el mensaje utilizado no se corresponde con lo que esperaban las personas cuando llegaron a la landing o página de aterrizaje.

Promoción adecuada pero persuasión ineficaz. En este funnel, el usuario continúa por el embudo pero no llegan al objetivo planteado. Se debe a que los usuarios, según van avanzando por el embudo, llegan a un punto en el que se interesan por el producto pero no lo adquieren. En este caso lo que puede suceder es que las personas se “pierdan” en el proceso de compra o que el mensaje no sea todo lo convincente que debiera.

Buena adquisición y persuasión, pero pobre conversión. En este caso, en el que el usuario se queda a un click de realizar la conversión, hemos captado a los usuarios adecuados, que se han interesado por el producto y lo han añadido al carrito, pero en el momento de cumplir el objetivo, abandonan el proceso. Sucede cuando los usuarios no rellenan los formularios, ya sea por la información solicitada o algún error o porque las condiciones de venta no son las esperadas, certificados de compra segura…

En este embudo cada uno de los pasos va obteniendo un rendimiento parecido al anterior. En este caso, aunque es normal perder usuarios en cada una de las fases, las personas van adquiriendo un mayor compromiso y disminuye la tasa de abandono.

¿Cómo funcionan los Buscadores?

Desde la aparición de Internet y la popularización de su uso, el ser humano está permanentemente conectado a la red 24 horas al día y puede acceder desde cualquier punto del planeta a todo tipo de contenidos en tiempo real. Como dice Andy Stallman en su libro Brand off/on, ya no existen fronteras y hemos vuelto a encontrarnos en el Pangea original, donde todos estamos conectados. Hoy en día solo es necesaria una página web para vender nuestros productos en el mundo entero. Hay que ser conscientes que nuestra web es nuestro nuevo escaparate al mundo y cualquier persona, desde cualquier lugar, puede vernos. Tenemos que estar preparados y ser capaces de ofrecer  a cada cliente lo que vaya buscando. Para ello, es necesario que entendamos cómo funcionan los motores de búsqueda.

¿Qué es un motor de búsqueda?

Un motor de búsqueda o buscador es un sistema en el que, escribiendo una o varias palabras en un cuadro de texto, nos devuelve como resultado un listado de direcciones web que piensa que nos pueden interesar por tratar de los temas relacionados con los términos utilizados en la consulta. Aunque existen multitud de buscadores, los más utilizados son: Yandex en Rusia, Baidu en China y Bing de Microsoft, Yahoo! y Google en el resto del mundo.

En este libro me voy a centrar en Google, ya que copa más del 95% de las búsquedas que se realizan en España y en el resto del mundo, su cuota de penetración llega a más del 65%.

Cómo funcionan

Aunque no son todos iguales, los buscadores funcionan de una manera similar. Recorren Internet recopilando información de las páginas que encuentran, almacenándola y guardándola en sus índices. En el momento que un usuario inserta una palabra en el cuadro de texto y le da a buscar, el sistema le ofrece los resultados que cree que mejor se adaptan a lo que el usuario va buscando.

Algo que parece sencillo es en realidad muy complejo. Para hacernos una idea, actualmente existen más de 1.000 millones de páginas web y los buscadores tienen que almacenar la información de cada una de ellas basándose en, aproximadamente, 200 factores que determinan la calidad de cada uno de los sites. Los algoritmos usados por los buscadores pretenden emular la mente humana y ofrecer al usuario los resultados más adecuados según la información que busquen en cada momento.

Aunque cada buscador tiene su propio sistema para valorar la relevancia de las páginas web, si se realiza una buena optimización del sitio, los resultados serán muy parecidos de un buscador a otro. Debido a ello es necesario conocer los factores más importantes que influyen en los sitios web con el fin de realizar una correcta optimización y que todos los buscadores le tengan en cuenta a la hora de realizar sus valoraciones y ordenar los resultados de las búsquedas.

¿Qué es el SEO?

El SEO, del inglés Search Engine Optimization, consiste en aplicar una serie de técnicas y estrategias con el fin de mejorar la presencia de la página web en los resultados que devuelven los buscadores para determinados términos de búsqueda con el fin de aumentar el número de visitas web. Implican tanto la optimización de la página (factores onpage) como la manera de relacionarse con otras páginas (factores offpage).

¿Cómo buscan los usuarios?

Una de las partes más importantes del SEO es entender como buscan los usuarios en Internet, que palabra o palabras usan para encontrar determinado producto o servicio.

Si en un primer momento puede parecer que si alguien quiere comprarse un coche de segunda mano buscará la palabra “coche” o que si quiere una camiseta buscará “camisetas”, esto no es así. En la actualidad, los usuarios avanzados de Internet tratan de definir aún más las búsquedas, con el fin de que los resultados de mayor calidad y así optimizar el tiempo de búsqueda.

De este modo, si lo que buscamos es una camiseta, usaremos combinaciones de palabras tales como: “camiseta Fútbol”, “camiseta Baloncesto”, “camisetas deporte baratas”, “camisetas de series de televisión”…ajustando cada vez más la búsqueda. Un ejemplo de ello son las sugerencias que hace Google cuando comenzamos a hacer una búsqueda, que nos va sugiriendo entre 3 y 4 palabras o keywords de términos relacionados con la búsqueda que estamos realizando.

Según son las motivaciones de búsqueda de los usuarios podemos hacer una división en tres grandes grupos:

Búsqueda Corporativa: El usuario está interesado en una marca en concreto y busca por la marca o por el nombre del producto. Por ejemplo, Audi, Nike, IPhone, Zara… según algunos estudios, el 25% de las búsquedas que se realizan son de este tipo.

Búsqueda informativa: Cuando el usuario realiza una búsqueda informativa no va buscando una página en concreto sino que suele “navegar” o incluso repetir la búsqueda en otro momento con el fin de encontrar información útil. Suponen aproximadamente el 70% de las búsquedas totales y están dirigidas a encontrar información sobre algún tema concreto. Muchas veces este tipo de búsqueda toma la forma de pregunta, por ejemplo, “Cómo elaborar un plan de marketing” o “qué es SEO”…

Búsqueda Comercial: En este tipo de búsquedas, el usuario tiene una intención real de comprar y utiliza el buscador con la intención de encontrar información sobre un producto o servicio concreto, buscando precios, características, modelos, puntos de venta…

El Embudo o Funnel de Conversión

El embudo o funnel de conversión es una técnica usada  en el marketing online para definir los distintos objetivos que deben cumplir los usuarios dentro de nuestra web.

Es una manera muy gráfica mediante la que podemos conocer si se están cumpliendo los objetivos marcados: clickar en un anuncio, pulsar en un determinado producto, rellenar un formulario, comprar un producto…

 

El embudo de conversión

El embudo o funnel parte de la idea de que al principio del túnel hay muchas personas que inician el proceso pero muy pocas lo culminan debido a que en cada una de las fases hay personas que van abandonando el proceso.

A las personas que van culminando cada una de las fases dentro del embudo se les llama conversión. Por ejemplo, si nosotros lanzamos una campaña de 100 emails y nos lo abren 30, habremos tenido una conversión del 30% en la Fase 1…y así sucesivamente según vayamos cumpliendo los objetivos en cada uno de los estadios del túnel.

En cualquier caso, y sea cual sea el proceso que estamos analizando, es importante tener en cuenta que para elaborar un embudo de conversión, debemos:

  1. Tener muy claros los objetivos finales a conseguir, así como los intermedios.
  2. Definir los objetivos es decir, que sean específicos medibles alcanzables, realistas, y en un tiempo determinado
  3. Escoger cuáles serán los Kpis, es decir, los indicadores fundamentales que deberemos analizar.
  4. Hemos de saber definir bien cuántas fases tiene el proceso a analizar, y cuáles son, y ordenarlas de una forma consecutiva.
  5. Analizar los resultados, extraer conclusiones, y realizar las correcciones necesarias para optimizar el proceso y sus resultados.

Analizando todos los datos podemos sacar varias conclusiones. Por ejemplo, ver cuál de las fases ha sido más accesible y cuál no, en cual se ha quedado más gente sin progresar… Y a partir de ahí, preguntarnos por qué, analizar las causas, y establecer las condiciones favorables para corregir los defectos del proceso que permitan “aumentar la circunferencia de todas las fases del embudo. O dicho de otra manera, intentar conseguir que el máximo número de personas pasen de una fase a otra hasta llegar al final: alcanzar nuestro objetivo.

El concepto de Marketing Digital

Desde la aparición del Google Adwords, la plataforma de anuncios de Google (y que hoy en día reporta más del 90% de los beneficios de la compañía) en el año 2.000, el marketing ha ido ganando terreno dentro del mundo digital. No se trata de un “nuevo” marketing sino que, es el marketing de toda la vida adaptado al entorno digital, aplicando las viejas teorías al mundo online.

Las nuevas 4 P´s:

Del mismo modo que McCarthy definió las 4 P´s del marketing tradicional, Idris Mootee es el creador de las 4 P´s del marketing interactivo o digital. Mootee las desarrolló en 2.001,  pero el concepto sigue igual de vigente hoy en día.el concepto hoy es igual de valido. Las 4 P´s del marketing digital son: personalización, participación, peer-to-peer y modelos predictivos.

Personalización

La personalización hace referencia a diseñar productos y/o servicios a medida para que satisfagan expresa y realmente las necesidades del cliente. Hay que involucrar directamente a los clientes en el Mix de marketing. Si la experiencia online se vuelve personal, cada individuo puede participar y opinar. Ejemplos de esta tendencia son: las configuraciones personales de las computadoras Dell, el calzado NikeID o el configurador de AUDI.

Participación

Gracias al carácter multidireccional de la web 2.0 se ha conseguido involucrar a los clientes en el marketing Mix. El consumidor es el protagonista absoluto gracias a las nuevas tecnologías. Hay que invitarle a que sea uno más del departamento de marketing compartiendo sus experiencias y actuando como embajador de la marca.

Peer-to-peer

En este punto, hay que indicar que confiamos más en las sugerencias y recomendaciones que nos dan otros usuarios o amigos acerca de un producto que en la propia publicidad. Es por este motivo que las redes sociales se convierten en un arma, ya que una buena recomendación puede ayudarnos positivamente y una mala recomendación de usuarios acerca de nuestro producto puede ser letal para nuestra empresa. ¿Qué pasaría si al entrar a Facebook vemos que nuestros amigos hablan bien de un restaurante? ¿Iríamos?.

Modelos Predictivos

Gracias a las nuevas herramientas online podemos analizar el comportamiento online tanto de nuestros clientes como de los que se han interesado por nosotros. Como dice Avinash Kaushik “Solo podrás tomar decisiones acertadas si sabes cómo analizar e interpretar los datos” que obtengas del comportamiento de tus visitantes. Hay que usar las nuevas herramientas de la forma adecuada para alcanzar los objetivos comerciales de siempre.

El consumidor del Siglo XXI

El perfil de los consumidores ha evolucionado. Antes de la aparición de las plataformas digitales nos encontrábamos en un mundo en el que las marcas emitían sus mensajes en los distintos soportes: prensa, radio y televisión, con la esperanza de que éstos impactaran en su público objetivo, que luego decidía si adquirir o no el producto.

El nuevo consumidor es proactivo, las nuevas tecnologías lo han convertido en un agente activo y mucho mejor informado. El prosumidor, término que resulta de la unión de “productor” y “consumidor”, opina, crea contenidos e influye tanto en las marcas como en los que le rodean.

Actualmente, el consumidor tiene una capacidad mucho más crítica y puede llegar a más personas. Foros, blogs, redes sociales mueven corrientes de opinión y permiten a cualquier ciudadano de a pie convertirse en un referente en una materia. Pero no solo los influencers que lo han conseguido son prosumidores, sino que cualquier consumidor hoy en día lo es.

Según el último estudio realizado por la IAB (Interactive Advertising Bureau), en enero del 2.015, el 82% de los Internautas  españoles de entre 18-55 años utiliza las Redes Sociales (apox 14 millones de personas). El 89% de los usuarios sigue a alguna marca en alguna medida, ya sea por interés por la marca, para participar en concursos, conocer más a la marca o por clickar en publicidad.

La Red Social por excelencia en España es Facebook. El 88% de los Internautas tienen un perfil en la red social, llegando al 94% en mujeres y personas de entre 18-30 años. Seguida muy de lejos por Twitter con un 22% de usuarios

Aunque solo el 12% de los usuarios de redes sociales dice que ha comprado a través de las plataformas sociales, al 52% les parece bien la publicidad en redes sociales, frente al 9% al que le parece mal.

La importancia de la información que se comparte en las diferentes redes sociales reside en que influye en un 70% en el proceso de compra de los usuarios, sobre todo en sectores como la ropa, el calzado, los viajes y los libros.

Estudio IAB 2.015

Evolución de los medios sociales

Desde la aparición y popularización de Internet, el mundo del marketing y el de la web han ido evolucionando conjuntamente, ya que la publicidad se ha ido introduciendo en  los distintos soportes que se han ido creando a lo largo de los años.

Si bien podemos encontrar las primeras referencias a la publicidad en la civilización egipcia, no fue hasta el siglo XX, con la aparición de las primeras agencias publicitarias cuando se popularizó y empezó a afianzarse.

La era digital en la que nos encontramos inmersos ha revolucionado el mundo del marketing, pasando del mundo offline al online, un mundo con nuevas reglas y en el que el cliente ha cobrado principal importancia, ya que los esfuerzos de las empresas se deben centrar en ofrecer “lo que quiera, cuando quiera y como quiera” a sus seguidores.

Muy lejos quedan ya los primeros Banners que se empezaron a ver en 1.994, las primeras referencias al PPC (Pay per click) en 1.996 a cargo de Planet Oasis o la aparición de Google Adwords en el año 2.000. Desde la aparición de la web 2.0 el marketing digital ha ido cobrado importancia para las empresas dentro de sus estrategias de marketing de forma progresiva.

Hay quienes sitúan el nacimiento de los Social Media también en 1994, cuando se lanzó la primera “web social”, Geocities, un servicio que permitía a los usuarios crear y alojar en sus servidores páginas web de manera gratuita y que contaba con un servicio de chat, newsletter y foro. Constituyó una de las primeras comunidades de usuarios de Internet. Fue comprada por Yahoo! En 1999.

Otros consideran que el origen de los medios sociales fue cuando AOL lanzó su primer servicio de mensajería instantánea en 1997, AOL Instant Mesenger. El servicio aglutinó a millones de usuarios y sirvió de germen de servicios tan populares como Windows Messenger, cerrado en 2013 por Microsoft.

La considerada como la primera red social moderna es Six Degrees, que fue lanzada en 1997 y permitía la creación de perfiles de usuario y la posibilidad de conectarse con amigos y construir relaciones. En el año 2.003 apareció Second Life, un mundo virtual donde los jugadores se creaban un avatar y vivían una “segunda vida”.

Este tipo de aplicaciones interactivas ganaron popularidad bajo el término web 2.0 que realmente cobró impulso con Friendster en el 2002, MySpace y LinkedIn desde el 2003 así como también con Facebook y Twitter desde el 2006.

La era Digital

Internet ha transformado casi todos los aspectos de nuestra vida y todavía nos encontramos en una época de descubrimiento de lo digital. La irrupción de las nuevas tecnologías digitales ofrece posibilidades de comunicación, negocios, análisis, información e intercambio como nunca antes.

En la actualidad nos encontramos inmersos en un periodo de continua evolución. Desde la aparición de los Smartphones, el acceso a la información es inmediato y podemos llegar a cualquier persona del planeta en pocos clicks.

La era digital ha convertido el mundo en una aldea global, las marcas del siglo XXI ya no solo deben intentar diferenciarse y crear valor, sino que, deben participar en la construcción de una sociedad mejor. Desde la evolución de la web 2.0 y la aparición de los medios sociales cualquier persona puede generar contenidos y subirlos a la red de manera inmediata y sin la necesidad de poseer equipos profesionales. Hoy en día las marcas pueden establecer una conversación con sus consumidores, conocerlos de forma directa y atender sus necesidades de una manera más efectiva.

El carácter bidireccional de las nuevas plataformas digitales ha conseguido que las marcas mantengan una escucha activa de lo que se dice de ellas en Internet. El nuevo marketing trata de las relaciones, no del medio. Las marcas actuales deben reforzar la interacción entre los usuarios y ellas mismas, otorgar a los consumidores un valor añadido. El futuro de las marca se definirá a través de las experiencias compartidas.

Las Redes Sociales han “democratizado” el mundo del marketing. Si antes se necesitaba un elevado presupuesto para una campaña publicitaria, hoy en día podemos conseguir hacer campañas publicitarias mucho más baratas y efectivas gracias a las nuevas plataformas publicitarias digitales y a las herramientas gratuitas que se han creado para ayudarnos a configurar dichas campañas y medir su eficacia.

Aplicación de las tecnologías digitales a la empresa

La última presentación que he realizado para explicar a los comercios como aplicar las tecnologías digitales en la pequeña y mediana empresa.

1.Marketing para todos

2.Uso de las Redes Sociales en España

3.¿Interesan las marcas?

4.¿Hablamos sobre ellas?

5.La publicidad en Redes Sociales

6.Pero…¿Compramos?

7.¿Qué podemos hacer?

8.¿Cómo nos ve Google?

9.¿Y Facebook?

10.Aumentando “me gusta”

11.Ejemplos

 

¿hacia dónde van las búsquedas en Internet?

Desde que se implantó la nueva Política de Cookies ha habido ciertos cambios en lo referente a como nos ve Google con el fin de ofrecernos las mejores soluciones a nuestras consultas en el buscador. El otro día tuve una reunión con amigos y se sorprendieron cuando les dije que Google tiene una web por medio de la cual nos dice cómo es nuestro perfil “navegador”.

Si no se borran de vez en cuando las cookies, dejamos una huella en Internet y Google se encarga de analizar esos datos para ofrecerte la publicidad que vaya más acorde con nuestros gustos y necesidades.

¿Por qué está teniendo tantos problemas Google?

Son muchas las polémicas en las que se ha visto envuelto Google de un tiempo a esta parte. Desde el “Canon AEDE” hasta el Derecho al Olvido han pretendido poner en jaque al Buscador.

Google controla lo que queremos ver y nos trata de proporcionar respuestas a nuestras consultas, basadas en un algoritmo con más de, según dicen, 500 variables.

¿Hacia dónde va El Buscador?

Google trata de evolucionar para “entender” lo que solicita el usuario en su consulta y devolverle, como dice Sico de Andres, no solo resultados sino respuestas. El Buscador es capaz no sólo de entender términos por separado sino que puede comprender el significado de una frase entera. Estas mejoras van enfocadas a ofrecer al usuario una mejor experiencia.

La evolución de los usuarios y de sus necesidades han llevado a los buscadores a crear una “inteligencia artificial” que responde como si fuera un humano, dando resultados centrados en responder a nuestras preguntas.

La cantidad de datos de los que dispone Google sobre nosotros, mas bien, sobre nuestros perfiles de navegación y de lo que buscamos, han convertido a la empresa de Palo Alto en la mejor plataforma publicitaria (no olvidemos que se dedican a vender publicidad) existente, capaz de mostrar distintos resultados según quien se conecte. Debido a ello, ya no es tan importante tener el primer puesto en los resultados de búsqueda, sino que hay que centrarse en el tráfico atraído y las conversiones obtenidas.

Busca a un Influencer para tu marca

Desde hace un tiempo a esta parte ha aparecido una nueva figura dentro del mundo del Social Media, los Influencers.

El influencer es una persona con autoridad dentro de un área específica y con influencia en las redes sociales. Lo que antiguamente llamábamos líder de opinión, basado en el mundo digital. Este tipo de personas tienen una comunidad de fieles seguidores. Los influenciadores son muy útiles para las empresas cuando quieren lanzar un nuevo producto. Gracias a su elevado número de seguidores, ruido generado y el impacto positivo que proporcionan, aumentan la presencia en Internet de la Compañía.

¿Qué puede hacer un influencer por ti?

1. Atraer a tu target: Al seleccionar a los influencers, nos regimos por la calidad del mismo y de sus seguidores. Al ser personas consideradas autoridad en la materia tienen seguidores interesados en “lo que dicen” y que leen sus opiniones y artículos, considerándolos contenido de calidad.

2. Aumentar el tráfico hacia tu web: Debido a que poseen un elevado número de seguidores, van a conseguir atraer hacia nuestra web, página de Facebook o Landing de Campaña a muchos visitantes de calidad con un bajo porcentaje de rebote.

3. Fomentan las interacciones: El objetivo principal de las empresas en el mundo digital es que haya una conversión, ya sea una transacción económica, solicitud de información, descarga de documento. Los influencers ayudan a crear conversación y a que estas acaben cumpliendo alguno de los objetivos marcados.

Los Influencers se pueden clasificar como:

Celebrities: Las personas famosas como norma general tienen un número de seguidores muy importante en redes sociales, con esta gran difusión es fácil ser evangelizadores de una opinión. Suelen tener un coste económico para la empresa.

Líderes de opinión: El modelo más rentable, ya que son usuarios que por su cuenta imparten opiniones hacia una marca.

Comunicadores: Personas con una importante comunidad online detrás a los que se contrata para una acción específica.

Exploradores: Buscan tendencias y expresan su opinión en los diferentes medios sociales.

Consumidores: Expresan sus opiniones en los diferentes medios tras probar o consumir un producto.

Reporteros: Informan a su comunidad de todos los avances que puede tener una marca o empresa, sin necesidad de cobrar de ella.

Antiguas entradas Recientes entradas

© 2017 Alberbot.com

Tema por Anders NorenArriba ↑