El SEO o posicionamiento web es esencial para cualquier negocio online. Situar las páginas web en los primeros lugares de los resultados de búsqueda no es sencillo e influyen en ello multitud de factores. El año en el que acabamos de entrar va a ser interesante en lo referente al SEO ya que se pueden observar nuevas tendencias en lo que se refiere al posicionamiento web:

Contenido de calidad

Como siempre, uno de los primeros aspectos a tener en cuenta es el de los contenidos de la web. Si el año pasado se premiaban las páginas con contenidos largos y muy descriptivos, durante este año se van a premiar los artículos que aporten la mayor información posible con la menor extensión. Se busca que los nuevos contenidos sean cortos, leídos en poco tiempo y que aporten la mayor cantidad de datos relevantes.

Por ello, los contenidos en video tomarán protagonismo, ya que, atraen a los usuarios y ofrecen una mejor experiencia a los usuarios de la web.

Aumento de las búsquedas por voz

La implementación de asistentes de voz cada vez más sofisticados en los Smartphones van a suponer un paso más dentro del mundo del SEO porque a partir de ahora, ya nos solo hay que pensar como busca la audiencia sino que, también tenemos que conocer como habla.

Google está implementando el Machine Learning, con el que pretende podamos realizar búsquedas por medio de la voz.

Latent Semantic Indexing (LSI)

Relacionado con el punto anterior, este año evolucionarán las búsquedas por voz. Empresas como Google tratarán más de afinar en los resultados que ofrece cuando le preguntamos sobre algo. El LSI pretende cambiar la manera en la que se indexa y se recupera la información, buscando obtener una comprensión más semántica de la palabra buscada con el fin de evitar sus dos principales problemas: la polisemia y la sinonimia.

Móvil, móvil, móvil

Si desde hace un par de años, tener una web con un diseño adaptable al móvil era una ventaja, a día de hoy es una exigencia por parte de los buscadores, ya que la mayor parte de los usuarios realizan las búsquedas por medio de este tipo de dispositivos.

Además, ha aparecido la tecnología AMP (Accelerated Mobile Pages) por medio de la cual las páginas web consiguen tiempos de carga menores y permiten a los usuarios navegar más fácilmente.

Las redes sociales cobrarán protagonismo

Actualmente, cuando buscamos información de empresas en Google, los primeros resultados suelen ser de Facebook o Twitter, por ello, tener perfiles activos en estas plataformas tendrá una gran influencia en las estrategias SEO durante 2.017.

Preocupación por la seguridad

Uno de los aspectos que más preocupa a los usuarios es la seguridad de sus datos. En la actualidad, los buscadores ya están empezando a ofrecer entre sus primeros resultados de búsqueda los sitios que cuentan con el protocolo HTTPS frente a los que no  ofrecen ninguna garantía.

Hay que centrarse en la experiencia del usuario

Muchos de los aspectos tratados anteriormente se centran precisamente en eso, en mejorar la experiencia de los usuarios debido a que las expectativas de los internautas sobre lo que encontrarán en Internet son cada vez más altas.

En la actualidad, los usuarios quieren webs que carguen rápido y en las que sea fácil navegar. Google ha empezado a tener más en cuenta factores como: tiempo de carga de la página, optimización móvil, la tasa de rebote y el tiempo de permanencia en la página.

Convertir, convertir, convertir

No hay que perder de vista que el objetivo que cualquier estrategia de marketing tiene que ir enfocado hacia la obtención de conversiones. El reto en este año es el de conseguir posicionar nuestra página en las palabra o palabras clave que más beneficio nos reporten. No es necesario que nos posicionemos primeros en las keywords con más búsquedas, ya que corremos el riesgo de obtener mucho tráfico pero que éste no encuentre lo que realmente está buscando, lo que aumentaría la tasa de rebote y empeoraría nuestros embudos de conversión, no obteniendo tráfico de calidad que pase de ser un cliente potencial a un Lead.