Dependiendo del tipo de web que tengamos y de los objetivos que nos hayamos planteado, debemos seleccionar las Kpis que mejor se ajusten para aportarnos información de utilidad sobre si está funcionando una campaña publicitaria, si los clientes nos encuentran por una keyword o palabra específica o un producto determinado, si nos visitan varias veces, si realizan o no la compra…ya que según el tipo de acción que realicemos y los objetivos que queramos cumplir, los Kpis que debemos seleccionar serán unos u otros.

Dependiendo del tipo de web, un posible embudo o funnel de conversión podría ser:

Ecommerce

La principal función de las webs de comercio electrónico es la de vender sus productos a través de la plataforma online.

Este es un ejemplo de embudo de conversión para una campaña publicitaria en Google Adwords. En el que podemos ver el porcentaje de usuarios que acaba comprando nuestro producto desde que clickan en nuestro anuncio y los que se van quedando en el camino, para actuar en cada una de las fases en las que no cumplimos los objetivos deseados.

Web de servicios profesionales

Las empresas de servicios profesionales: medicina, asesoramiento, construcción,  turismo, de luz, de gas… tienen como principales objetivos trasmitir su “buen hacer” al visitante online y aportar valor a compañía.

Este embudo de conversión está plateado para una web de un despacho de abogados al que llegan buscando un servicio específico para el que han creado una campaña en Google con unas keywords determinadas.

Blog personal o corporativo

La intención de una persona o empresa cuando crea un blog es la de aportar información de utilidad a sus visitantes/ lectores, pero no olvidemos que siempre estamos vendiendo algo y conseguir que esos lectores se suscriban a nuestros contenidos y acaben adquiriendo nuestro producto/servicio para luego transformarse en prescriptores de nuestra marca es básico en la “nueva publicidad” y el camino a seguir en los próximos años en el mundo del marketing digital.